Imagen del partido de la primera vuelta

No está todo dicho, ni mucho menos, en esta fase de grupos de la Eurocup a la que aún le restan dos encuentros.

Sí, Avenida está en la fase de playoffs pero no es lo mismo estar, sin más, que estar siendo primeras de grupo y como uno de los ocho mejores equipos de la competición. Estar, de esta segunda forma, supone eludir una complicada, y mal ubicada temporalmente, primera ronda de playoffs, para empezar. Por tanto, está claro, hay que seguir ganando cada partido pero, además, importa el cómo y el por cuánto. Y es que el sistema de competición premia no sólo al que vence si no al que lo hace con más holgura y conseguir pleno de victorias en esta fase con una gran basketaverage puede suponer, por ejemplo, saber que tienes cada partido de vuelta de playoffs en casa. Nada desdeñables los premios, como decíamos, por lo que hay que seguir trabajando.

Evitar la complacencia

Lo sabe todo el mundo en Avenida y lo saben las jugadoras que no deben mostrar esa relajación que da, en ocasiones, saberse en fases posteriores. Este sistema de Eurocup exige no dejarse ir en ningún momento, ni en fase de grupos ni, mucho menos, después en playoffs a ida y vuelta, por lo que el ahora importa más que el futuro. Importa, igualmente, para seguir retomando sensaciones tras el parón, algo que se apreció en el choque ante Araski y que se aprecia día a día en los entrenamientos. Para ello, Ortega contará este jueves con nueve jugadoras profesionales, tras la marcha de Akhator, junto a la salmantina júnior Inés Santibáñez, que debutará en convocatoria europea. Todo eso a pesar de, por ejemplo, el susto que daba el martes Kris Vitola, que se retiró del entreno con problemas en su dedo meñique de la mano aunque ha quedado en un esguince que, en principio, no la impedirá jugar.

El rival

El Olviais portugués ha confirmado de momento lo que se presuponía, ser el rival más débil del grupo, y aún no ha conseguido vencer. Sin embargo, justo antes del parón, volvió a realizar un buen partido, a pesar de la derrota, ante Uni Györ y, sin nada que perder, seguro vendrán a un escenario como Wúrzburg a lucirse, con jugadoras como Radovic, Dusanic o Rodrigues que querrán explotar en el ambiente salmantino.

Miguel Ángel Ortega: “El sistema nos obliga a ganar y por la mayor diferencia posible”

Para ser primero, ganar y ganar bien, así de sencillo y así lo explica el técnico Miguel Ángel Ortega, “es muy importante porque el sistema de competición nos obliga a ganar y por la mayor diferencia posible. Esa diferencia te pone en mejor posición. Tenemos que intentar ganar de la mejor manera posible”. No sólo el entrenador lo sabe, “las jugadoras lo tienen también muy claro, saben de la importancia”, reconoce el técnico. Quizás todo el mundo espere un partido como en Coimbra, pero no se fía Ortega, “allí tuvimos un día excepcional en tiro, hay diferencia entre ambos, sí, pero no tanta. Allí tuvimos uno de esos días que pasan una vez al año”. En cualquier caso, la dinámica tras el parón parece positiva, “el equipo está trabajando con muchas ganas y con mucha ilusión, eso es muy importante”, señala el entrenador azulón. “ellos tienen su filosofía y es muy respetable, nosotras tenemos que intentar que nos salga otro buen partido”.

El partido

Este jueves a las 20:30h., Avenida- Olivais