En Euroliga cada día cuenta. Cada día que se acerca el final de la liga regular cuenta más, cada partido en casa cuenta mucho más. Por eso no exageramos cuando, aún a falta de cinco partidos por disputarse (incluyendo el de este miércoles 17:30h. ante Virtus de Bolonia) comenzamos a hablar de auténticas FINALES. Si se quiere estar en cuartos de final, este choque ante un rival directo como Virtus de Bolonia, se antoja fundamental.

Uno desearía llegar a estas “finales” de una mejor manera. Avenida ha salido de una complicadísima semana tanto en lo físico como en lo mental y se mete en otro sprint final antes de la Navidad, con dos partidos en 72 horas, con la gasolina justa. Miremos la parte positiva, al menos ganamos algún efectivo por el camino. Lo que parece evidente es que el equipo charro tiene ante sí una gran oportunidad, tras hacer bien los deberes que había que hacer fuera de casa, para acercarse mucho a los playoffs en casa, donde todo es diferente. La energía de Würzburg debe suponer, de nuevo, ese punto extra tan necesario en este mes de diciembre.

De energía estuvo justito justito el equipo charro la pasada semana y, precisamente, tuvo una inyección extra con la llegada de Horvat que jugó prácticamemte sin entrenar. Ahora, con un par de sesiones más, la croata-australiana podrá debutar en Euroliga para dar ese soplo tan necesario de oxígeno. Eso sí, no se terminan de solucionar problemas como el de Sika, visiblemente mermada en los últimos encuentros que, precisamente, han impedido su plena recuperación. Positiva parece la evolución de la rodilla de Silvia, otro de los múltiples puntos de preocupación del equipo en cuanto al estado físico.

Dejar a Virtus a dos partidos de distancia con cuatro por jugar sería una renta importantísima ante un grandísimo equipo como las italianas que, ya vimos en la ida, tienen calidad de sobra para sacarte del partido. Un quinteto del más alto nivel europeo (Dojkic, Zandalasini, Rupert, Cox, Peters) con buen apoyo de internacionales italianas de primera línea y un experimentado entrenador que comenzaron “como un tiro”. Lo sufrió Avenida en sus carnes cuando caía con claridad el fatídico día de la lesión de Fas en tierras italianas. Parece que fue hace un mundo. Una bala también para ellas de seguir vivas que tratarán de aprovechar con el talento que atesoran.

Pepe Vázquez: “Necesitamos una energía alta”

Recalca el entrenador gallego, Pepe Vázquez, lo fundamental de sacar los duelos europeos en casa, “los tres partidos que nos quedan aquí son muy importantes para intentar lograr el pase a cuartos. Mañana es muy, muy importante porque Virtus puede ser un rival directo y en casa necesitamos sacarlo adelante”. Poco tendrá que ver el duelo con el de la primera vuelta, “parece que hace muchísimo que fue ese día. La primera fase pasa muy rápido pero no va a ser un partido similar porque cambia el escenario. Nosotras en casa somos un equipo diferente, el factor Würzburg es importante. Además han cambiado jugadoras, cambian momentos de forma, lesiones en nuestro caso…”, señala Vázquez. Precisamente, en el parte de lesiones, “progresa adecuadamente pero poco a poco”, reconoce el técnico, “el tema Sika va adelante y hacia atrás porque estamos tirando de ella. Esperemos que pueda ayudarnos. Silvia cada vez está mejor de la rodilla y poco a poco recuperando energía que nos ha faltado. Necesitamos que la energía sea muy alta y tengamos a todo el mundo para ayudar”. En esa ayuda ya tenemos una más y otra en camino, y recuerda el entrenador que “nos estamos reconstruyendo y hay que encajar esas piezas. En dos meses seremos un equipo más fuerte que ahora. Hay que ir paso a paso pero sin olvidar que tenemos que competir y ganar mañana”. En ese sentido, “Chantel ha dejado buenas impresiones en el primer día y esperemos que con una sesión más de pasitos adelante en esa adaptación”, desea el preparador. En cuanto al rival, “Virtus es un equipazo. Nombres como Zandalaisni, Dojkic, Cox. Rupert… complementado con buenas jugadoras italianas de selección. Es un roster muy importante pero tenemos que star centradas en hacer nuestro trabajo”, concluye Pepe.