Foto: Euroliga

Venimos de una semana de altura y viajera. No se crean que ésta pierde altitud. Una posición de honor en Euroliga en juego, luchar por ser cabeza de serie en Copa en Liga. Total, nada. Vamos paso a paso, todo comienza recibiendo al DVTK Miskolc de Hungría, este miércoles a las 20:30h. (En directo aquí).

No hay tiempo para los “valles”, para que la montaña rusa baje de velocidad. Avenida viven en los “picos” constantes, en el vértigo, y esta semana (y en general todo el mes) así lo son. Empezando por un durísimo encuentro europeo ante Miskolc en el que las azulonas deben mantener el nivel en casa ofrecido hace menos de siete días en Hungría ante el campeón europeo. Aminorar las lagunas, o secarlas si es posible, seguir creciendo y seguir incorporando nuevas piezas, el puzzle para completar en otra noche europea en Würzburg.

Esas nuevas piezas serán, sin duda, uno de los atractivos del duelo de este miércoles. Debutará en casa Carleton tras sus dos estrenos a domicilio, lo hará totalmente Onyenwere tras haber aterrizado el viernes y ser presentada este martes. Las dos refuerzan a una plantilla que las necesitaba y en las que los viajes y la acumulación de encuentros de diciembre ya pasa alguna factura física, aunque las once profesionales están disponibles mañana.

Quizás el nombre no sea “rimbombante”, pero este Miskolc ha demostrado, y no hace mucho, que sabe de qué va esto de la Euroliga. Su victoria en Fontajau hace siete días es el perfecto aviso de lo que son capaces las húngaras comandadas por una brillante Guirantes, estrella del pasado Mundial con Puerto Rico, aunque bien secundada por las actuaciones de Garbin y la británica Green. Ritmo lento y talento a raudales para desquiciar a cualquier equipo, no en vano han podido dar ya más de dos o tres sorpresas en esta Euroliga, además de vencer a Spar Girona.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Roberto Íñiguez: “Necesitamos reforzar ese estilo pero también resultados y ambición”

Reconoce el entrenador de Avenida la dificultad de estas dos semanas, “la semana pasada ha sido dura, una semana fuera de casa y dos partidos muy complicados. El equipo compitió bien salvo lagunas. Una, aguantamos, otra nos costó el partido. Hemos hablado y si nos sirve para aprender iremos mejorando”, unido a la que viene, “esta semana quizás por nombres no son los de la semana pasada, pero son igual de difícil. Máximo respeto, Miskolc viene de jugar muy bien en Girona, a un equipo al que nosotros no hemos ganado. Imponiendo su ritmo, con acierto y jugando su baloncesto: amasando el balón, juego sin balón… cosas que hacen muy bien. Después vendrá Barça que está haciendo las cosas muy bien pero no puedes pensar en el Barça. Primer hoy, luego mañana y hacer día a día nuestro trabajo”. Así pues, “es una semana importante porque marca dónde queremos ir. Necesitamos resultados para reforzar ese estilo y tener ambición”, comenta el entrenador vitoriano. En cuanto a su nueva jugadora, tras su primer entreno, “la veo muy predispuesta, mañana jugará aunque no sé cuántos minutos. Su trabajo ha sido individual y sin balón hasta ahora. Necesita ritmo y feeling aunque tenemos recursos para que, si no puede jugar muchos minutos, que no haya excusas. La veo comunicando, con ganas de jugar y nos va muy bien, necesitamos muchas jugadoras de esa forma”, reconoce Roberto. Acerca de Miskolc, en técnico explica que no sólo es una jugadora, si no que es “mucho más, sólo con Guirantes no vas a Girona y ganas. Han competido todos los partidos y muy bien. Es Guirantes, es Garbin, es Green… son más cosas y juegan muy bien en equipo. Te hacen trampas atrás, te colapsan, te permiten tiro y si no tienes acierto sufres. Tenemos que imponer nuestro ritmo del partido, si juegan al ritmo de Guirantes, será difícil, ahí son mejores”, concluye.