Avenida puede volver a hacer historia, en un Fontajau, este miércoles a las 20h (en DIRECTO aquí) se disputa el segundo partido de los cuartos de la mejor competición europea contra el Spar Girona. Una victoria charra significa disputar la final a 4 de la Euroliga femenina.

La clave que intenta transmitir Roberto Íñiguez es la “normalidad”. Una normalidad dentro de una situación que, históricamente, no lo es para nada, es excepcional en el más amplio sentido de la palabra, pero, al final, son “sólo” eso, cuarenta minutos de baloncesto del más alto nivel con un premio tan grande que sólo de pensarlo dan escalofríos.

Esa clave aportada por técnico es, sin duda, un llamamiento a la parte más mental que siempre tiene este juego y que este miércoles, en un ambiente grande en contra y ante un rival que se la juega, tiene más poder que nunca. Será la cabeza la que deba mandar y entender que haciendo las cosas con concentración y seriedad, con resiliencia y aguante como se ha hecho estas últimas semanas, no será sencillo pero sí, al menos, posible. Esa parte mental que deberá guiar a unos desgastados cuerpos que, por ejemplificarlo en una imagen, sólo hace falta ver como arrancan a calentar cada día, con más dificultad de lo normal, para constatar que están al límite, pero son capaces de ampliarlo día a día. Las diez profesionales, a escena en Fontajau incluso con una Noga que apura sus opciones.

La oportunidad de devolver la serie a Salamanca es lo único que se escucha en Girona. Ese “no se ha acabado” que ya empezó a sonar nada más terminar el partido de ida y que se ejemplificará con un equipo que no tiene segunda carta pero sí mucho potencial, vaya si lo tiene, para llevar todo a un tercer y decisivo encuentro. Quien espere la superioridad del miércoles pasado, se equivoca de cabo a rabo. Sin ser futurólogos, podemos augurar más intensidad y más acierto en jugadoras que, si entran en ebullición, te matan: Gardner, Burke, Eldebrink, Reisingerova, Labuckiene, las “Laias”, Araújo…

Roberto Íñiguez: “Me gustaría enfocarlo como un partido más, como hasta ahora”.

Consciente Roberto Íñiguez de que el de mañana es un partido grande pero también de la fórmula del “día a día” que nos ha traído a este punto, “hemos tenido ya muchos partidos difíciles, pero a mí me gustaría enfocarlo como un partido más. Sé que es un partido importante como fue el primero, pero con el foco de un partido más como hemos hecho hasta ahora. Ellas saben la importancia pero no hay que sobre estresar. Hacer nuestro trabajo bien tiene que seguir siendo la idea”, comenta el entrenador vitoriano. No espera Roberto un partido semejante al de Salamanca, “ellas van a poner más intensidad y agresividad y lo van a intentar con el plan A o B y tenemos que estar preparadas. También tenemos que mejorar cosas y podemos mejorarlas. Hay que estar preparadas para un partido duro y estar en él continuamente”, explica. En cuanto al ambiente ahora en contra, el técnico es claro: “el foco en la pista. Despejar la mente y que nos nos influya nada; ni sobre emocionarte por tener el público a favor ni atemorizarte por tenerlo en contra. Mismo trabajo”. Por último, recalca Roberto, la importancia de la cabeza, “el tema físico casi lo dejo a un lado porque para mí en estos partidos lo mental es lo importante. Puedes tener golpes y dolores pero si el cuerpo sigue a la mente y es consciente de lo que tienes que hacer, responde. Fortaleza mental, que la hemos tenido mucha en este mes”, finaliza

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter