Al Aula Valladolid se le atascó uno de esos partidos que era necesario ganar para seguir la estela de la quinta plaza, una de las aspiraciones del equipo esta temporada. Las vallisoletanas acabaron perdiendo un encuentro que no dominaron en ningún momento (31-34). Al final, el Sant Quirze supo imponer su ritmo lento de juego para llevarse los puntos de Huerta del Rey.

Las pérdidas lastraron al Aula Valladolid desde los primeros minutos. Las vallisoletanas acumularon hasta cuatro pérdidas de balón en los primeros cinco minutos, lo que facilitó sobremanera el ataque del Handbol Sant Quirze, que aprovechó su primera oleada para marcar una pequeña diferencia en el marcador (2-4, min.5). Pero las blanquiazules reaccionaron rápido, ajustaron su 6:0 y empataron el encuentro (4-4).

G. De Garibay era un soplo de aire en el ataque de las blanquiazules, ahogadas por la defensa y con dificultad para alcanzar los seis metros. Los goles de la extremo sirvieron para que las de Miguel Ángel Peñas mantuvieran la tranquilidad durante el primer cuarto de partido, ya que al equipo le costó más entrar en el partido de lo normal. Y fue porque el Sant Quirze impuso su ritmo desde el principio, con ataques muy lentos y largos, y una buena defensa que frenó el ataque vallisoletano.

Además, las catalanas aprovecharon la exclusión de Teresa Álvarez para poner la máxima diferencia en el marcador (7-10, min. 16). Y es que Judith Sans era una pesadilla para la defensa vallisoletana, que no acertaba a leer sus movimientos en los seis metros. Pero fue un gol de Ona Vila el que obligó a Miguel Ángel Peñas a pedir un tiempo muerto para tratar de frenar la tendencia que había llevado la diferencia hasta los cuatro goles (8-12). Llegaron también los cambios, con la entrada de la habitual segunda unidad en busca de la reacción del equipo. Pero no cambió la dinámica del partido. El Aula Valladolid seguía sin encontrar su juego y los ataques lentos del Sant Quirze dejaban sin argumentos a la defensa. Por si fuera poco, los palos repelieron hasta cinco lanzamientos de las vallisoletanas en esta primera mitad.

Al final de los primeros 30 minutos, el Aula Valladolid se veía cuatro goles por debajo en el marcador (14-18). El descanso debía servir para cambiar muchas cosas y, sobre todo, para mejorar defensivamente.

La segunda mitad empezó von un Aula Valladolid más reconocible, con ataques rápidos y dos buenas defensas que permitieron que el equipo vallisoletano limara diferencias en el marcador (16-18, min. 32). Pero volvieron las pérdidas en ataque y los contraataques rápidos de Sant Quirze, que volvió a recuperar la máxima ventaja (16-21, min. 35). La reacción vallisoletana se diluyó ante el poco acierto en ataque y los siete metros anotados por el equipo catalán.

Miguel Ángel Peñas tuvo que pedir de nuevo un temprano tiempo muerto para decidir colocar a Elba Álvarez de central para intentar buscar la movilidad que faltaba en ataque. En defensa, Judith Sans seguía siendo un dolor de cabeza desde los seis metros, desde donde se fue hasta los 7 goles. El Aula Valladolid limaba la diferencia gol a gol, pero sin conseguir nunca imponer su ritmo de juego.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Hasta que rozando el minuto 47, Lulu Guerra consiguió detener un siete metros para lanzar aa su equipo a un 0-3 que colocaba el marcador en un 25-27 cuando aún restaban doce minutos de juego. Solo quedaba que las de Miguel Ángel Peñas lograran mantener su buen hacer defensivo hasta el final. Pero dos nuevas pérdidas frenaron el conato de remontada del CAula Valladolid, que veía cómo el tiempo corría más rápido que sus goles.

Una exclusión al banquillo vallisoletano, que pedía constantemente el pasivo ante la lentitud del ataque catalán, provocó de nuevo la inferioridad de las blanquiazules. A falta de cinco minutos para el final, las vallisoletanas aún estaban 3 abajo. No funcionó ninguno de los cambios que intentó Miguel Ángel Peñas y, al final, la victoria voló de Huerta del Rey.