La sexta edición de Arribes Ocultos, uno de los eventos de referencia de la provincia de Zamora en el calendario invernal, sigue creciendo. Los números no engañan: este fin de semana un total de 600 corredores se citarán en Fermoselle, cifra récord del evento sayagués.

La carrera repite un año más su exitoso formato, abriendo el fin de semana con una contrarreloj nocturna el sábado en la que los corredores completarán un trazado de 5 km y 300 metros de desnivel positivo con salida y meta en Pinilla de Fermoselle. Ya el domingo, según la carrera escogida por cada participante, se realizará un recorrido de 11,8 km y 640 metros de desnivel positivo (modalidad senderista, GP Caja Rural y Starter by Stages), o bien un trazado más largo y exigente con 24,5 km y 1.200 metros de desnivel positivo (GP Ruta del Vino Arribes y Experience by Stages).

De manera paralela a las pruebas deportivas, Fermoselle acogerá otras actividades para que los corredores puedan acercarse a la historia y la cultura de la villa. Así, se celebrarán las habituales visitas a las bodegas subterráneas, actividades infantiles, una masterclass de zumba y una gran comilona el domingo a modo de cierre del evento.