Real_Avila_Celebracion_Cronica

Comienzan a definirse los puestos en el grupo VIII de tercera división. Aunque sólo se han jugado 3 partidos, y queda un mundo por delante, se comienza a perfilar como puede discurrir la temporada para los clubes participantes.

En la parte alta se consolida la Arandina, que tras una gran segunda vuelta de competición, en la pasada temporada, ha comenzado el curso como lo finalizó, en esta ocasión su “victima” fue otro de los equipos fuertes de la liga, el Cristo Alético, que llegaba a Aranda con los mismos puntos que los de la Ribera del Duero, sin embargo en la tarde de ayer cayeron por 2-0, los palentinos se mostraron lejos del nivel marcado en otras jornadas, nunca se sabe si por méritos del rival o deméritos propios.

De momento, sólo el Real Ávila aguanta el tirón de la Arandina, los abulenses vencieron, también por 2-0, a un Numancia que llegaba como invicto al “Adolfo Suárez”. Partido muy igualado, en el que pudo ser definitivo para el resultado la expulsión de un jugador numantino al cometer un penalti, y el posterior fallo de Ramos en el lanzamiento que fue detenido por el cancerbero del Numancia, Taliby.

El Santa Marta perdió sus primeros puntos de la temporada, el equipo revelación, nuevo en la categoría, viajaba a Soria, para enfrentarse ante el colista Almazán, que todavía no había puntuado, sin embargo, el partido de los de Almazán fue muy serio, y bien se podrían haber hecho con la victoria. Primer punto del Almazán, que abandona el farolillo rojo, mientras el Santa Marta sigue sin encajar goles, quedando quinto con 7 puntos.

El Virgen del Camino, ganó en el derbi leonés ante el Júpiter, con gol en el minuto 93. No fue un gran partido, hubo pocas ocasiones de gol. Sin embargo el postrero gol deja a unos en la zona noble, cuartos, y a los otros vicecolistas con 0 puntos y sin haber marcado todavía ningún gol.

El Zamora quiso demostrar que el tropiezo de la última jornada en casa, frente al Ávila, 2-3 fue sólo eso, un pequeño traspiés, y se impuso con claridad ante La Granja. No fue un gran partido de los zamoranos que sólo jugaron a rachas, pero eso fue suficiente ante los locales, que intentaron jugar a la contra, aunque fueron, en esta ocasión, muy inferiores a un equipo muy sólido como el rojiblanco.

El Astorga recibía a un Burgos Promesas que no acaba de arrancar en la presente campaña, llegaba al campo maragato con un solo punto, conseguido en la pasada jornada, y así se fue. El conjunto burgalés, plantó cara a los locales en el primer tiempo, pero tras el paso por el vestuario no fue rival par un Astorga que jugó unos de los mejores minutos dela temporada.

Llegaba el Bupolsa muy necesitado a La Llanera, ante los locales muy dolidos por la abultada derrota sufrida en Segovia (3-0). Pero La Bañeza se quiere hacer fuerte en casa, los morados derrotaron con relativa claridad al Bupolsa que se vio superado por el acierto local. Los leoneses se quedan sextos, y los burgaleses con sólo un punto decimoséptimos.

La Gimnástica Segoviana iba con ganas de contar todos sus encuentros por victorias, pero no pudo ser. Se encontró con una Cebrereña que con un gran derroche físico frenó a la Gimnástica, justo reparto de puntos.

Arribaba el Bembibre a Briviesca con cero puntos, los locales pretendían que el partido les sirviera para lograr su primera victoria en el campeonato, sin embargo cuando las cosas no salen…no salen. Encuentro casi perfecto de los del Bierzo, que “bordaron” el partido, ante un Briviesca noqueado. Los visitantes respiran, y los locales quedan muy tocados de cara a su próxima salida a la Nueva Balastera.

El Uxama no levanta cabeza, no conoce lo que es puntuar. Sí que es verdad que el marcador fue demasiado abultado. Buenas sensaciones de los locales, que deben concretarlas en resultados positivos, mientras el Tordesillas está en la mitad de la tabla, con dos victorias consecutivas.