La Gerencia Regional de Salud prevé un plazo de un mes para la presentación de ofertas (concretamente hasta el 5 de abril a las 23:59 horas) y de 42 meses una vez se adjudiquen las obras y se firme el correspondiente acta de replanteo del proyecto de ejecución.

La nueva infraestructura asistencial que el Gobierno autonómico va a construir en Aranda de Duero (Burgos) sustituirá al actual Hospital Santos Reyes, que tiene una población de referencia estimada en torno a 65.000 habitantes, correspondiente a 114 localidades de Burgos, Segovia y Soria.

A esta inversión de 118 millones hay que sumarle 1.860.732 euros adjudicados por la Gerencia Regional de Salud en 2020 para la redacción del proyecto y la dirección facultativa, cifras a las que habrá que añadir en su momento el gasto necesario en montaje de mobiliario y equipamiento tecnológico y asistencial.

El centro hospitalario arandino ha tenido diversas ampliaciones desde su construcción, sin posibilidad de acometer nuevos incrementos. El nuevo hospital se levantará en un solar de 98.646 metros cuadrados, con una superficie construida de 48.794 metros cuadrados –frente a los 11.361 actuales, es decir, un 425 % más–, y contará con edificios con dobles alturas y cinco áreas ajardinadas. 

La ubicación del edificio permite dotarle de cuatro accesos diferenciados, uno de ellos sólo peatonal aprovechando la futura parada del servicio de autobús urbano. Cada uno de estos accesos tendrá su propio aparcamiento, sumando entre todos 326 plazas y zonas para bicicletas.

Distribución del edificio

Está previsto que en la planta baja se ubiquen las Urgencias, Diagnóstico por Imagen, el Hospital de Día, Diálisis, Extracciones y Rehabilitación, Admisión, Documentación Clínica, el área de Docencia e Investigación, además de parte de las consultas externas, el servicio de Farmacia, lencería y vestuarios, así como la cafetería, que tendrá zonas diferenciadas para usuarios y trabajadores.

La primera planta contará con la zona de Dirección y Gestión, el resto de las consultas externas y los gabinetes de exploración, los laboratorios, la UCI y el Bloque Obstétrico, cerca del cual se ubicará la Unidad de Hospitalización Materno Infantil y los laboratorios. Esta planta también tendrá el Bloque Quirúrgico, con cinco quirófanos, el hospital de día quirúrgico, las endoscopias y la esterilización. El proyecto contempla también las habitaciones para personal de guardia y el servicio de Salud Laboral.

Las dos últimas plantas se van a reservar, según el estudio arquitectónico que guiará las obras, a la hospitalización de pacientes. Una de las novedades más destacadas es que este área incrementa el número de camas, pasando de las 111 actuales a 144, repartidas en 75 habitaciones.

En un bloque independiente se ubicarán las áreas de mantenimiento, centrales de instalaciones y la unidad de residuos. Está prevista también la ubicación de un helipuerto, que se conectará con el edificio central a través de una pasarela.

En resumen, se trata un modelo funcional con un esquema con ‘doble circulación’ y una gran superficie de fachada, dejando unos amplios patios que generarán espacios con gran luminosidad. La circulación externa se potencia en las plantas inferiores, de tal forma que se genera un espacio luminoso, con amplios ventanales que permitirán humanizar el nuevo Hospital mediante una gran entrada de luz y puertas acristaladas.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter