La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia, mantuvo este jueves, una reunión por videoconferencia, presidida por el delegado territorial, José Mazarías, y, entre otros asuntos, ha aprobado definitivamente las nuevas normas urbanísticas municipales de Sanchonuño.

El documento aprobado tiene como objetivo principal adaptar el actual planeamiento urbanístico de Sanchonuño a la legislación estatal y autonómica en vigor, ajustar el suelo urbano para responder a la demanda de vivienda existente y delimitar el suelo urbanizable suficiente para la implantación de nuevas actividades industriales para promover así un crecimiento industrial y residencial ordenado y coherente.

El municipio de Sanchonuño se localiza en la comarca segoviana de Tierra de Pinares, al sur de la localidad de Cuéllar, de cuya Comunidad de Villa y Tierra forma parte y a la que se mantiene vinculado a través de la autovía A-601 que circunvala el núcleo urbano. Tiene una superficie de 2.925 hectáreas, de las que 1.850 (el 63,2 %) corresponden a usos forestales. Posee una estructura urbana heredada de su origen de núcleo de repoblación medieval, con calles estrechas dispuestas alrededor de la iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol. El crecimiento del núcleo tradicional se ha ido produciendo mediante ensanches sucesivos siguiendo la carretera CL-601 y sobre el trazado de la Cañada Real.

Con 930 habitantes, la tipología residencial mayoritaria en Sanchonuño es la de vivienda de dos plantas y la actividad industrial predominante es la transformación agroalimentaria y forestal. Ambos aspectos se tienen en cuenta en las nuevas normas urbanísticas que pretenden preservar el patrimonio arquitectónico, potenciando y fomentando la restauración y rehabilitación de las viviendas tradicionales y que, a la hora de habilitar suelo industrial, persiguen que sea apropiado para la actividad agroforestal y para la implantación de nuevas empresas.

Autorizaciones de uso de suelo para proyectos de interconexión de fibra óptica

En la reunión de hoy, se ha autorizado el uso excepcional de suelo rústico para catorce proyectos de interconexión de fibra óptica en siete municipios de Segovia. Las actuaciones autorizadas se engloban en el proyecto de extensión de banda ancha de nueva generación en la provincia de Segovia.

Las instalaciones consisten en la canalización de la infraestructura necesaria para la extensión de la fibra óptica entre determinados núcleos de los municipios de Fresno de Cantespino, Sepúlveda, Yanguas de Eresma, Cantalejo, Abades y Condado de Castilnovo.

Por otra parte, también la Comisión de Medio Ambiente y Urbanismo ha autorizado el proyecto de construcción de pistas polideportivas que promueve el Ayuntamiento de Navafría en su municipio. En una superficie de 5.300 metros cuadrados, la propuesta autorizada contempla la construcción de una pista multijuego, una pista de pádel, paseos, instalación de juegos infantiles, bio saludables y calistenia, e instalación de mobiliario urbano compuesto por bancos, papeleras y mesas.

Por último, entre los asuntos tratados en la sesión, se ha autorizado el uso de suelo rústico para una planta de fabricación de madera laminada en Veganzones. Se trata de una instalación para avanzar en el procesado de madera en bruto, para obtener perfiles estructurales susceptibles de ser utilizados en construcción o en procesados posteriores de elementos en madera. La empresa promotora dispone junto a la parcela propuesta, de una instalación de aserradero y acondicionado de madera, en la que se obtiene tablón y vigas de madera maciza.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter