Foto: Carlos de Pedro

El Aparejadores se imponía este domingo 27 a El Salvador 21 a 17, en un derbi autonómico que se celebraba un mes después de la fecha prevista. El partido pertenecía a la jornada 10 y fue aplazado por varios casos de coronavirus en el conjunto burgalés. A pesar de los errores en la toma de decisiones y en el control del encuentro, los vallisoletanos consiguieron un bonus defensivo que les permitía liderar la clasificación.

Los primeros minutos del choque fueron un toma y daca, con buenas jugadas en las dos zonas de 22, en las que las diversas fases se fueron sucediendo para intentar encontrar los espacios, aunque de formar infructuosa. Los burgaleses, en el minuto 7, conseguían los primeros puntos tras un saque lateral. Pocos minutos después, El Salvador tuvo una gran ocasión pero el pase definitivo no lo supo aprovechar bien Santa Cruz.

Hasta el minuto 22, los colegiales no lograron empatar el partido. Con el marcador igualado, ambos equipos lo volvieron a intentar, pero fueron los locales, en el minuto 31, con un golpe de Carrió entre los postes, los que se iban al descanso con el luminoso a su favor.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

A los 5 minutos de la reanudación, tras una jugada un tanto trabada, los vallisoletanos intentaban progresar desde campo propio, pero un error en el pase de Velarde, cuyo balón era interceptado por Zabalegui, servía para que el centro del equipo burgalés llegase hasta la zona de marca, poniendo el 15 a 5 con acierto de Carrió al pie.

Sin precisión en ataque, le costaba mucho avanzar a los hombres de Juan Carlos Pérez. De hecho, sería el conjunto local el que ampliase su renta 10 minutos después de conseguir el ensayo, con un nuevo acierto de Carrió con el pie que servía para poner el 18 a 5 en el marcador.

Acabaría encontrando la 22 burgalesa con claridad el equipo colegial a partir del minuto 67, cuando los gualdinegros se quedaban en inferioridad temporal. Una acción personal de Barrios permitía que el oval se abriese al ala derecha, donde Alonso-Villalobos conseguía entrar en la zona de marca para recortar distancias hasta el 18 a 10.

Sn embargo, ampliaría su ventaja el equipo de José García poco después, con un nuevo acierto de Carrió al pie, pasando un golpe de castigo que distanciaba a los suyos hasta el 21a 10.

Caerían en varias indisciplinas los gualdinegros en el último tramo del encuentro, lo que les acabaría costando ver dos nuevas tarjetas amarillas. El Salvador consiguió sacar partido de esta situación, con una buena acción de Santa Cruz, que se fue con mucha potencia por el flanco izquierdo del ataque para posar y apretar el marcador hasta el 21 a 17, que acabaría siendo el resultado final pese a los postreros intentos vallisoletanos.