Burgos está bien posicionada para albergar la supercopa de la ACB en el año 2021. Estás han sido las palabras del presidente de la Asociación de Clubes de Baloncesto, Antonio Martín, en su visita a Burgos de este sábado, donde se ha reunido con el presidente del San Pablo, Félix Sancho, y con el alcalde de la Ciudad, Francisco Javier Lacalle.

El equipo burgalés juega esta tarde su último partido como local. Esto y la presencia de Martín en Vitoria con motivo de la Final Four, le han servido como excusa al presidente para acercarse hasta la ciudad castellano y leonesa y mantener un encuentro en el que se han fijado dos de los requisitos que necesita la ciudad para convertirse en la sede de la Supercopa Endesa dentro de 2 años.

Por un lado, el requisito económico. Aunque el primer edil burgalés no ha querido o podido confirmar la cifra, ésta rondaría los 450.000 euros, basándose en el monto aportado por el anfitrión de 2020, la ciudad de Tenerife.

Por otro, una serie de acondicionamientos en el Coliseum, la instalación donde el San Pablo acoge sus encuentros como local. Se trataría de actuaciones como el aumento de la iluminación, arreglos en la zona VIP o la mejora de los videomarcadores.

El alcalde de Burgos se ha mostrado seguro y confiado de que, en el último trimestre del presente año, la ACB anunciará a Burgos como sede de la supercopa en 2021. Ese año, Burgos celebrará el 800 aniversario de la Catedral y aspira a coger otras citas deportivas importantes, como la Vuelta a España.

Algo más objetivo se ha mostrado el presidente de la ACB, quien ha confirmado que hay otras ciudades, españolas y de fuera, interesadas en albergar este evento. El momento simpático del encuentro con los medios de comunicación lo ha protagonizado, precisamente, el choque entre el exceso de confianza de Lacalle y la templanza de Martín, cuando el primero ha asegurado que «lo que Burgos aporta hoy al mundo del baloncesto no lo aporta ninguna ciudad española», a lo que el presidente de la ACB, entre risas, ha respondido con un «señor alcalde…».

Lo que si ha asegurado Martín, y ha corroborado el propio Félix Sancho, es que la ciudad le ha dado al Baloncesto más de lo que el Baloncesto le ha dado a la ciudad, con lo que este deporte está «en deuda con Burgos».

Habrá que esperar aún unos meses para conocer si, finalmente, Castilla y León acogerá este acontecimiento que se está reinventando para competir, de tu a tu, con la Copa de España.