Estamos a una semana de la vuelta a la competición, los equipos, tras la autorización para entrenarse de manera grupal, han recuperado a la normalidad.

La progresiva vuelta al trabajo ha encontrado su recompensa, «echábamos de menos tocar el balón», declaraba el jugador rojillo. En poco más de una semana el Numancia se enfrentará al Mirandés, «deseamos que llegue el día y llevarnos los tres puntos». Por último hacía referencia a lo apretado del calendario en este reinicio liguero «el míster va a tener que rotar, tenemos que estar todos preparados y al mismo nivel».

Toda la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter