alfredo_golf_gpa

Alfredo García Heredia ha vuelto a liarla, y esta vez ha sido en el campo burgalés de Riocerezo, donde se ha disputado el XXXI Campeonato de la PGA de España, quinta prueba del Seve Ballesteros PGA Tour 2018. El asturiano, siempre partiendo por detrás de los líderes durante toda la semana, se salió hoy con una vuelta de 62 golpes (-17 en total) haciendo un parcial de diez golpes menos, que no es récord del campo porque se colocaba bola, pero sin duda es el registro más bajo que se ha visto nunca en este campo.

La vuelta de Alfredo ha sido perfecta: cinco birdies por los nueve primeros hoyos con cuatro consecutivos del 1 al 4; y otro cuatro más que sumó en los segundos nueve, sobre todo el del 18 que le dio la victoria final y evito el desempate con el madrileño Toño Hortal, que ha estado impecable toda la semana.

“En este deporte ganar o perder pude pasar en pocos hoyos. Estoy muy contento porque ser el primer doble ganador del Circuito en su primera edición es un récord que permanecerá. La verdad es que, aunque parezca fácil hacer un -10, lleva detrás mucho trabajo y esfuerzo que con estos resultados se ve recompensado” comento el asturiano.

Toño Hortal ha sido otro de los jugadores que ha ido de menos a más en este torneo. También salía en esta ronda final por detrás del líder, y también comenzó como una moto con cuatro birdies en los seis primeros hoyos, que remataría con tres más al paso del ecuador, en el que sólo cometió un falló en el hoyo 7. La segunda parte del recorrido comenzaba con birdie al 10 y con el eagle del 12 se colocaba de líder absoluto con dos golpes de ventaja. De ahí hasta el final, el jugador madrileño tuvo varias oportunidades de birdie aunque sólo se materializó una, la del 15. En los dos últimos hoyos, Toño rozaba el hoyo, y la bola no quiso entrar, algo que sí ocurría en el partido por detrás, cuando Alfredo embocaba sendos birdies al 17 y 18 para empatar primero y alzarse con la victoria después.

“Cuando haces una vuelta de 63 golpes y ves que tu rival hace 62 para ganarte por una, sientes un poco de impotencia, pero sabes que mejor de lo que lo has hecho es casi imposible, Bueno, algún putt que se ha escapado por ahí, sobre todo en los últimos hoyos. Pero bueno, llevo ya varias semanas rozando la victoria y eso quiere decir que estoy haciendo las cosas bien y que los cambios están funcionando”, comentó Hortal.

La tercera plaza fue para el también madrileño Sebastián García Rodríguez, con -14, que se vuelve a quedar a las puertas de la victoria en este torneo y en este campo.

El circuito Seve Ballesteros no para y esta semana los jugadores se desplazan al emblemático y mítico campo de golf de Pedreña, en Cantabria, el pequeño punto de la geografía española que Seve Ballesteros colocó en el mapa universal. Uno de esos campos que hay que conocer y jugar al menos una vez antes de morirse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here