@ORDIZIARUGBY

Mal comienzo de temporada para el UBU Colina Clinic, que ha caído por 44-7 ante el conjunto vasco del Ampo Ordizia en este primer partido de la División de Honor.

El UBU – Aparejadores arrancaba la temporada con varias bajas en el banquillo y con un listón alto, el de la quinta plaza conseguida en la pasada campaña, su primera temporada en la División de Honor.

El Ampo Ordizia gobernó el marcador en los primeros compases del encuentro. Valentín Cruz anotaba dos golpes de castigo adelantando a los vascos (6-0) en los diez primeros minutos del partidos. Después, en ensayo de Anthony Matoto y la transformación de Cruz ponían un difícil 13-0 en el electrónico.

Un resultado con el que se llegaba al descanso después de que ambos conjuntos vieran una tarjeta amarilla, a Gonzalo Vázquez por el conjunto local y a Johan Wagenaar por los burgaleses.

La segunda parte mantuvo la misma dinámica que los primeros 40 minutos. Un ensayo de Oier Goia y una nueva transformación de Cruz ponían la cosa en 20 a 0 para el conjunto de casa. Una diferencia que seguiría ampliándose con un nuevo ensayo, esta vez de Asier Korta y un infalible Cruz que ponían el electrónico en un más que imposible 27-0.

El Ampo estaba muy metido en el partido ante un UBU sin opciones. Gonzalo Vázquez hacía un nuevo ensayo y lograba, además de 5 puntos más en el marcador, el bonus ofensivo. Cruz ponía de nuevo un lazo al ensayo anotando la transformación (34-0).

Los puntos seguían cayendo en el encuentro y el Aparejadores era incapaz de reaccionar, porque la remontada era ya, en el 66, imposible. Entonces Oier Goia había realizado un nuevo ensayo (39-0) y Cruz gracias a la transformación y a un golpe de castigo, había llevado la diferencia al 44-0.

En los últimos minutos, los burgaleses anotaban su primer ensayo (Andrés Masuyama) y su primera transformación (Nicolás Bianco), para acabar el encuentro en 44-7.