Foto: Sergio Mazuelas (@CBCValladolid)

El Carramimbre CBC Valladolid continúa invicto en casa tras vencer 77 a 76 al Cáceres Patrimonio de la Humanidad

El Carramimbre apelaba a la «magia del Pisuerga» donde aún no ha sido vencido esta temporada. Con ese chute de energía saltaban los vallisoletanos a la pista que en los primeros minutos ya habían logrado un parcial 9-2. Al ecuador del primer período Sergio de la Fuente había anotado 10 de los 16 puntos que llevaban los locales (16-5) y al final del acto continuaron mandando los locales (23-14).

En el segundo acto despertaron los visitantes que lograron un parcial 0-7 nada más saltar a la pista. A pesar de los esfuerzos de los cacereños por alcanzar al conjunto local, los locales seguían manteniéndose por delante en el luminoso al descanso aunque la diferencia se había reducido notablemente; 40-37.

La contienda se igualó durante los primeros compases del tercer acto pero volvió a meter una marcha más el Carramimbre que al ecuador del tercer acto estaba de nuevo en +10 puntos (56-46). Tuvo que parar el partido Roberto Blanco para arengar a los suyos aunque el parón no tuvo el final esperado y el partido se iba al último período 61-51.

Cuando parecía que las ardillas tenían dominado el partido y que una victoria más iba a quedarse en Pisuerga, Kuiper, Zubizarreta y Bilbao dieron un paso adelante complicando mucho las cosas a los hombres de Hugo López que terminaron pidiendo que llegase el final de un partido que se decidió en los últimos segundos y por tan sólo un punto.

La undécima victoria sube al marcador personal del Carramimbre CBC Valladolid que ya mira al encuentro del domingo entre Chocolates Trapa Palencia y Delteco GBC.