En el mediodía de este martes se ha mantenido una reunión telemática con todos los miembros de la comisión de seguimiento (RFEF, LNFP y Sindicatos) para continuar trabajando durante la crisis sanitaria.

La Federación dejó claro su frontal rechazo a que los futbolistas jueguen cada 48 horas. Según la Federación, «ante la postura inflexible de la RFEF, AFE se ha visto obligado a aceptar que el mínimo será de 72 horas, deshaciendo así su acuerdo previo con la Liga». La propia Federación dice que, » impone de esta forma la defensa de la salud de los futbolistas por encima de la competición. Además, indicó que durante los meses de mayo, junio, julio o agosto, se opondrá a la disputa de partidos en los que las condiciones de calor, radiación solar y humedad sean contrarias a la salud de los futbolistas». De acuerdo con los informes a los expertos encargados por parte del órgano federativo, se aprobarán dos pausas de hidratación por tiempo para combatir las elevadas temperaturas que se puedan dar en los meses de verano.

Desde la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) lamentan, «el tono de la reunión y así lo hemos manifestado en el transcurso de la misma, al entender que se ha realizado un ataque directo al trabajo de este sindicato. Especialmente, cuando AFE ha mostrado su rechazo a la prórroga de contratos individuales de los jugadores/as de forma sistemática». AFE también insiste que, «en lo relacionado con la salud de los/as futbolistas, la posición de AFE siempre ha sido que los partidos se deben jugar en un plazo mínimo de 72 horas, recomendación que también aconseja FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales).

En cuanto al calendario y el reinicio o cancelación de las competiciones se respetará lo que digan las autoridades sanitarias. Y en este capítulo AFE, «pedirá una confirmación expresa a los efectos de estas autoridades. Sobre todo, en la época del verano por las altas temperaturas». El sindicato futbolístico muestra aquí su preocupación, «no sólo el fútbol profesional, sino el del resto de categorías».

Claro desacuerdo entre RFEF y AFE

Sobre la prórroga de los contratos de los/as futbolistas que finalizan el próximo 30 de junio, AFE lamenta, «que la RFEF pretenda hacer seguidismo de la FIFA, y asuma esta postura, la de prorrogar los mismos, porque se vulnerarían los derechos laborales de los y las trabajadores/as».

Con ese acuerdo, los calendarios ideados por LaLiga pueden quedar hipotecados, pues presumían calendarios con menor descanso entre partido y partido. La patronal del fútbol, ha desmentido la mayor parte de los acuerdos expuestos por RFEF y AFE.