Prueba de Covid. Foto: Real Valladolid

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha remitido una carta al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Consejo Superior de Deportes (CSD) en relación a la aprobación del ‘Protocolo básico de actuación para la vuelta a los entrenamientos y el reinicio de las competiciones federadas y profesionales’.

En dicho documento, AFE traslada de nuevo su preocupación y de práctica totalidad de los profesionales del fútbol, respecto a la denominada ‘desescalada’ en la vuelta de la competición y dicho protocolo, publicado en forma de Orden en el BOE el 6 de mayo de 2020. En concreto, nuestra asociación se centra en las concentraciones-aislamientos prolongados en el tiempo, que pueden afectar a la salud del deportista y subyacer una posible situación inconstitucional si se derivan de decisiones unilaterales por parte de las empresas.

En el escrito, AFE manifiesta su más profundo sentido de la responsabilidad, y a la espera de una respuesta, subraya su firme voluntad de consenso y participación en cuantas decisiones se adopten relacionadas con el fútbol.

La carta remitida por AFE

Tras la remisión del protocolo en fecha de 2 de mayo, y ante la existencia de alegaciones, la Asociación de Futbolistas Españoles, procedió a realizarlas, sin que por el momento, al parecer, se haya recibido respuesta alguna, a pesar de que los futbolistas ya se han incorporado a la actividad. Por ello AFE insiste, “en algunos temas que consideramos relevantes, y que tienen que ver con elementos legales claros de la definición de su condición de trabajadores. Asuntos que no pueden pasarse por alto en un sistema de garantías constitucionales, ya que determinadas decisiones que participan de este protocolo, chocan con derechos individuales de los deportistas, que los tienen y que deben ser resguardados”.

La máxima preocupación de los futbolistas españoles se centra en una posible situación de inconstitucionalidad, la relacionada con las concentraciones- aislamientos, prolongados en el tiempo, que, según AFE, “pueden afectar a la salud del deportista, sobre todo si se tratan de decisiones unilaterales por parte de las empresas, como si se estuviera en un estado de excepción (con la observación manifestada de que un estado de excepción, en nuestro sistema democrático y constitucional, es cosa de las Cortes Generales). Este sindicato va a ser muy claro en este sentido, de tal manera que, si con ello se lesionan derechos o los afectados así lo denuncian, los defenderemos con determinación”.

En su escrito el sindicato destaca, “la insistencia de las concentraciones como escenarios de confinamiento -según dicho protocolo, un mínimo de tres a cuatro semanas-. Nos referimos al artículo 9 de la Constitución Española -Derechos y Libertades-, que especifica que ’los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional”.

No faltan las referencias a la legislación laboral, al fin y al cabo los futbolistas son trabajadores, “por otro lado, como somos conscientes de que hablamos de un ámbito laboral, no queremos dejar de reconocer lo contenido en la legislación laboral; y ahí nos encontramos con el Estatuto de los Trabajadores, en lo que suponen unos derechos, por medio del contrato de trabajo, que se convierten en obligaciones para el empresario. Y en estos contratos poco o nada se ha dicho sobre concentraciones-confinamientos unilaterales. Ni hay legitimidad, ni legitimidad para imponerlo de forma unilateral. Ni siquiera, aunque las prescripciones médicas pudieran aconsejarlo. Este sindicato se ve en la obligación de ponerlo de manifiesto y denunciarlo a los efectos. Porque la legislación de riesgos laborales es la garantía para la defensa de esa integridad de la salud, y más allá de ella no encontramos cobertura legal en la concentración- aislamiento-confinamiento, que es lo que se ha planteado aquí con la connivencia, que es extraño, de un Gobierno que debe velar con el estado de las libertades públicas e individuales“.