La junta directiva de la Asociación de Futbolistas Españoles ha aprobado por mayoría destinar una importante cantidad de dinero para dotar de test a los y las futbolistas de Segunda División B, Tercera División, Primera y Segunda femenina. AFE aportará 640.000 euros para la compra de un material necesario y vital para velar por la salud de los/as futbolistas, con el fin de que se puedan desarrollar las diferentes competiciones.

Con esta cantidad se aseguran los tests para estas categorías hasta final de año, con el compromiso de que entonces, y en función de cuál sea la situación sanitaria en nuestro país y de la aportación, «que hayan realizado el resto de instituciones implicadas, la junta directiva volverá a reunirse para garantizar las medidas que protejan a los y las futbolistas hasta final de temporada», se puntualiza desde el sindicato de futbolistas.

AFE ha mantenido reuniones con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) tras conocer el protocolo reforzado para la vuelta a las competiciones oficiales de ámbito estatal y carácter ‘no profesional’. La asociación empezó a trabajar en este asunto con la intención de crear un fondo que garantice la protección de miles de futbolistas durante esta temporada.

Según se informa desde AFE, «hay que recordar que el pasado 15 de mayo la junta directiva aprobó por unanimidad la creación de dos fondos para afiliadas/os afectadas/os por la COVID-19; uno para futbolistas de Primera División, Segunda A, Segunda B y Primera Femenina, y otro para las categorías de Tercera, Segunda Femenina y afiliadas/os que jueguen en el extranjero. AFE destinó a este fin 1.261.320 euros.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Igualmente, AFE se dirigió oficialmente al Consejo Superior de Deportes (CSD), «para mantener una reunión de trabajo ante la imperiosa necesidad de sufragar los gastos de la compra de test para los partidos de todas las competiciones afectadas descritas anteriormente».

AFE considera, «necesario que el CSD controle el reparto de todas las dotaciones que se realicen a través de una comisión de seguimiento de la que nuestra asociación debe formar parte al ser una de las instituciones que más ha aportado para la compra de estos test».