@ADEMARLEON

El Abanca Ademar León logra un importantísimo triunfo ante Cuenca por 21-22 y se acerca a la Copa Asobal.

El partido comenzaba igualado con un ritmo altísimo y con las defensas muy ajustadas cobre los ataques contrarios. Desde el inicio, Cuenca planteaba una 6:0 muy dura, al límite del reglamento para dejar desconectada a la primera línea marista.

En el minuto 4, David Fernández recibía el primer contacto en la cara (hubo varios), que le costaba a Pablo Marrochi la tarjeta roja. En cuanto el juego se reanudó, Thiago Alves, sobreexcitado durante todo el choque, le dio otro manotazo merecedor de expulsión al propio David, que los colegiados perdonaron mostrando simplemente la exclusión.

Cuenca pagaba cara la excesiva dureza de su zaga y veía como Ademar cogía las primeras rentas en el marcador. David se mostraba imparable desde el lateral derecho y, lejos de conseguir que se amedrentara, los de Lidio Jiménez consiguieron que se creciera ante el férreo marcaje.

Natan Suárez intentaba imponer un ritmo alto pero caía en constantes precipitaciones, al igual que el brasileño Thiago. Con el 6-10, Hugo López acertaba ante la meta leonesa y conseguía que los suyos se fueran al descanso con una desventaja de solo dos tantos, 8-10.

Con el comienzo de la segunda parte emergió la figura de Dino Slavic. Durante la primera parte, el buen hacer defensivo había dejado sin apenas trabajo al meta, que en el segundo acto se tuvo que multiplicar para dar el triunfo a Ademar.

Los locales volvían a centrarse en la parte derecha del ataque leonés, pero David volvía a mostrar carácter para anotar desde fuera con varios tantos consecutivos. Mario López también superaba a Leo Maciel, que parecía gigante bajo los tres palos. Cuenca intentaba por todos los medios empatar el duelo.

Thiago Alves y Pablo Vainstein se echaban a las espaldas a los suyos y con arreones de coraje y garra ponían en complicaciones a los nuestros. Dino Slavic intervenía con éxito cuando más lo necesitaba su equipo. El croata bajaba la persiana para dar oxígeno a sus compañeros.

La dureza defensiva volvía a castigar a los locales, que pese a las exclusiones siempre volvían a la lucha por empatar la contienda. Feutchmann y Marchán aparecían para aumentar la distancia. El gol de Vinstein y la exclusión de Jaime Fernández daban opciones a Cuenca. Manolo Cadenas se veía obligado a pedir el tiempo muerto con aviso de pasivo. Carou filtraba la pelota a Mario López, que se sacaba de la chistera una rosca imposible para cerrar el partido. Con el tanto de Alves no daba tiempo a más. El Abanca Ademar León consigue la décima victoria consecutiva y ya piensa en la eliminatoria del sábado en el Palacio.