@ADEMARLEON

El Abanca Ademar León, con Jaime Fernández de central, derrota a un Atlético Valladolid que entró tarde en el partido y estuvo muy cerca de puntuar.

Comenzaba el choque con el mejor extremo izquierdo de la pasada campañana en el centro. Manolo Cadenas sorprendía así a propios y extraños que no veían al joven leonés en el centro desde la etapa juvenil.

Los maristas encontraban las primeras ventajas del choque, con Mario López muy acertado desde los siete metros y con un Rubén Marchán que cada vez es más vital para el esquema de Cadenas.

Conforme pasaban los minutos, Óscar Ollero afianzaba la defensa de los suyos, que lograban irse al descanso cuatro goles abajo, y aprovechaban el buen momento de Álvaro Martínez y la experiencia de Roberto Pérez para sacar petróleo en ataque.

En la reanudación, los locales continuaban perforando la meta rival con asiduidad. El 5:1 de los Gladiadores Azules comenzaba a incomodar a los leoneses, que veían como su renta era reducida hasta los dos goles. Adrián Fernández capitaneaba el barco visitante, pero la inoportuna exclusión de Turrado y el buen hacer de Rubén Marchán en la línea de los seis metros dejaban a los vallisoletanos con la miel en los labios.

34-Abanca Ademar: Patotski (Slavic); Carrillo (3), Feuchmann (4), Jaime Fernández, Marchán (6), David (4), Mario López (8), Carou, Juanjo (2), Lucin (5), Donlin, Gonzalo Pérez (2).

31-Atlético Valladolid Recoletas: Calle (2) (César Pérez); Dani Pérez (2), Rubén Río (5), Nico López, Patrianova (2), Dourte (2), Roberto Pérez (2), Diego Camino (2), Álvaro Martínez (4), Víctor Rodríguez (4), Adrián (5), Turrado, Manu García.