El Ademar sumó una importante victoria ante el Incarlopsa Cuenca por 33-30 y sigue su escalada en la tabla clasificatoria, la competición europea ya está más cerca.


El equipo local encontró una buena vía de ataque con la dirección de Malasinkas, que conectó de manera extraordinaria con el pivote del internacional brasileño ‘Santista’, imparable toda la primera mitad, frente a un rival que utilizó como mejor arma la conexión entre Pablo Simonet y Pozzer para mantener la igualdad. Las ventajas eran mínimas, sin que el conjunto manchego le perdiera la cara al choque, salvo cuando le sacaban de su juego más.


Unos buenos minutos de Milan Bomastar, aprovechando también las rotaciones del Cuenca y las exclusiones, con dos goles incluidos desde su portería, llevaron la renta a los tres tantos (16-13) que se reduciría al descanso (18-16) con un Ponciano determinante en ataque.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El arranque de segunda mitad fue provechoso para los locales, que lograron su máxima renta (20-16), pero su rival no estaba dispuesto a descabalgarse tan pronto del partido y con el brazo de Ponciano y la visión de juego y desequilibro de Simonet mantuvo el codo a codo aunque sin llegar a culminar la remontada.
Mediado el segundo periodo Manolo Cadenas hizo debutar a Deividas Virbauskas, también obligado por la temprana eliminación de Leandro Semedo castigado por las exclusiones, llegando a utilizar a la tripleta lituana en los momentos claves del encuentro, junto a la entrada de Papantonopoulos en la portería.

Faltaba el “momento Malasinskas”: Cuando más complicado estaba el partido, anotó dos penas máximas, una de ellas cometida sobre él mismo, a lo que se unió una parada sobre la línea del griego Papantonopoulos a lanzamiento de Simonet, que reclamó el tanto. Cadenas preparó una última acción tras tiempo muerto para intentar igualar el ‘average’ de la primera vuelta, pero la jugada, en la que llegó a utilizar a siete hombres de campo, se perdió en el intento de colgada, llegándose al final con 33-30 favorable al conjunto ademarista.