Atletico Valladolid-Ademar Leon

Los leoneses del Ademar se han impuesto al Atlético Valladolid y se llevan por segunda vez la Copa de Castilla y León de Balonmano por 24 a 27 en un encuentro en el que su rival le plantó cara en todo momento y la suerte nunca estuvo del todo definida. Pero al final, la mayor experiencia y calidad del Ademar terminaron por imponerse.

La final de la Copa de Castilla y León 2018 dejó un derbi apasionante y muy equilibrado, más que en anteriores ocasiones, lo que demuestra que el Recoletas Atlético Valladolid está a un nivel cada vez más cercano al de los leoneses. Fue un amistoso, sí, pero ambos rivales querían ganar un título que va aumentando su prestigio. Más después de finales como esta, entretenida y con dos equipos jugando con la más alta exigencia.

Ninguno se dejó cartas en la manga y ambos dieron lo máximo de lo que son capaces a estas alturas de pretemporada. Los de David Pisonero apostaron de nuevo de inicio con la defensa 5-1 que tan buen resultado le dio en la semifinal ante el Viveros Herol BM Nava. De nuevo con Miguel Camino de avanzado, los vallisoletanos pudieron entorpecer y frenar el habitual torrente anotador del Abanca Ademar León. Solo Acacio Marques con penetraciones y los pases al pivote, a Zivan Pesic, hicieron daño a los locales.

Primera parte muy igualada

Con el Recoletas Atlético Valladolid brillante en defensa el encuentro, en sus fases iniciales, fue muy igualado (5-5, minuto 15). Por su parte, los vallisoletanos también sufrían para marcar, pero mantuvieron en esta primera parte el ritmo del Ademar gracias a los goles principalmente de Víctor Rodríguez (3), Abel Serdio (2) y Diego Camino (2). Así, el partido llegó al descanso con el mismo equilibrio (12-12), en un choque marcado por defensas muy intensas, seis exclusiones (tres para cada equipo) y poca energía en las piernas, lo que dejó ataques largos, sin contraataques y escasos goles.

El Ademar se crece en la segunda parte

La segunda mitad siguió por los mismos derroteros, con el Recoletas Atlético Valladolid apurando su defensa 5-1 con la que estaba obteniendo recompensa y un Abanca Ademar León que no estaba cómodo pero no perdía la cara al choque, incluso en los peores momentos. Los vallisoletanos apretaron más en los diez primeros minutos y tras una exclusión de Carou alcanzaron su mayor renta (18-16, minuto 39). Fueron buenos momentos de Abel Serdio y Adrián Fernández, muy bien todo el partido. Sin embargo, esto fue un punto de inflexión para el derbi.

El Ademar se tomó aún más en serio el partido y reaccionó con un parcial de 0-5, y se pasó de un 19-17 a un 19-22 en el minuto 50. No fue fácil para los leoneses, que además remontaron con una nueva exclusión, la tercera de Juanjo Fernández (min 46) y con un Recoletas Atlético Valladolid que seguía fuerte en defensa. Fueron minutos para Acacio Marques, con varios goles, y para Dino Slaviç, que detuvo varios lanzamientos.

El Recoletas Atlético Valladolid también reaccionó para empatar de nuevo el encuentro (23-23, minuto 55), con dos goles de contraataque de un Miguel Camino excepcional en defensa y acertado en ataque. Los locales aprovecharon la exclusión de Simonet (min 53) para prolongar sus opciones de triunfo. Pero en los cinco minutos finales el Ademar estuvo más fino y experimentado. De nuevo tomó una ventaja de dos goles y los vallisoletanos, pese a los esfuerzos, solo pudieron ir por detrás, cada vez con menos tiempo y ya cometiendo varios errores y pérdidas. Al final, victoria para el Abanca Ademar León por 24-27.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here