Foto: Manu Quiroga

El Recoletas Atlético Valladolid ha caído este miércoles por 34-26 en el derbi regional ante el Abanca Ademar León. Tras una igualada primera mitad, los gladiadores azules se diluyeron al lesionarse Borja Méndez y no tuvieron opciones. Al Recoletas le faltó fondo de armario para poder competir a Abanca Ademar hasta el final, aunque va recuperando efectivos tras la reaparición de Mauricio Basualdo.

El derbi comenzó con una puesta en escena vistosa, ambos equipos trataban de jugar en transición y castigar las pérdidas del rival. El protagonismo de ambos porteros, el serbio Milan Bomastar por parte ademarista y César Pérez por el lado pucelano, mantenía a sus equipos con máxima igualdad en el marcador. Aún así Recoletas logró una ligera ventaja 3-5 min.8, aunque rápidamente empataría el Ademar.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Siguió la igualdad hasta el minuto 17, cuando el cuadro leonés se puso por delante por primera vez en el marcador, 10-9 con un tanto del lateral griego Theodoros Boskos. En este primer periodo el Recoletas tuvo la buena noticia del regreso del lateral derecho argentino Mauricio Basualdo. Al equipo vallisoletano le costaba mucho realizar buenas circulaciones ante la defensa rival y el Ademar no hacía si no aumentar su renta, 12-9 min.20, con un gol de Adrián Casqueiro desde el extremo, obligando al tiempo muerto del técnico David Pisonero. Poco después llegaría la reacción del Recoletas, del 14-10 se pasó al 14-14 min.27 con protagonismo del central Borja Méndez, 0-4 de parcial que el cuadro visitante aprovechó para irse al descanso empatado, 15-15.

La segunda parte se inicio prolongando la igualdad los primeros cinco minutos. Pero un nuevo contratiempo para el Recoletas como fue la lesión de Méndez, lastró sus opciones de puntuar, ya que el jugador gallego no pudo ayudar más a su equipo. Abanca Ademar se puso de nuevo cuatro arriba con tanto del pivote heleno Liapis y Pisonero tuvo que pedir su segundo tiempo muerto, 23-19 min.46.

El entrenador del Recoletas introdujo rotaciones y Yeray Lamariano trató de apuntalar la portería, pero el Abanca seguía entonado y se fue cinco arriba. Los gladiadores azules intentaron explotar sus variantes tácticas defensivas, presionando el ataque rival, pero sin resultado. Era el día del Abanca y mientras el Recoletas tampoco encontraba soluciones ofensivas y se estrellaba en el guardameta Bomastar, su compañero Kin Jin-Young ponía diez arriba a los locales, 33-23 min.27, y certificaba una dolorosa derrota de los pucelanos en el derbi regional ante el conjunto leonés, finalmente por 34-26.