Real Burgos Astorga

El Comité de Competición ha impuesto una sanción de 600 euros al Real Burgos por no presentarse al primer partido de la temporada en Regional Aficionados Grupo A, contra el Bosco Arévalo.

Pese a que el equipo burgalés había reiterado que existe un auto judicial que les coloca en Tercera División y, por tanto, no puede jugar en otra categoría que esa en esta temporada, era previsible la actuación de la Federación. El Comite de Competición no ha tenido en cuenta el auto a la hora de entender injustificada la incomparencia del equipo burgalés.

Desde la entidad rojipardilla definen esta decisión como “abuso de autoridad” en un comunicado en el que denuncian que “la corrupción campa a sus anchas en la FCYL”. El Real Burgos se pregunta para cuándo se van a cumplir las resoluciones judiciales.

De esta forma, el Grupo A de la Regional de Aficionados se ve salpicado por la polémica generada en la tercera división, sobre el incumplimiento de un auto judicial que obligaba al Real Burgos a jugar el Grupo VIII de esta categoría.

El equipo presidido por Juan Antonio Gallego intenta seguir el segundo calendario aprobado por la Federación, lo que conlleva, en coherencia, no presentarse a los partidos de Regional.