La Junta de Castilla y León destina más de tres millones de euros para la sustitución progresiva de equipos de radiodiagnóstico en los hospitales de la ‘Virgen de la Concha’ y el Provincial de la capital con el objeto de mejorar el servicio prestado a los zamoranos gracias a la realización de pruebas especializadas con sistemas de detección innovadores como el equipo de tomografía axial computarizada (TAC) espectral instalado en el Complejo Asistencial de Zamora y que sirve para ayudar a mejorar la caracterización de las lesiones, y los tejidos en general, adelantándonos en el proceso diagnóstico.

La Consejería de Sanidad invierte un total de 3.180.563,37 euros para la renovación de equipos de radiodiagnóstico e intervencionismo en el complejo Asistencial de Zamora que incluye la instalación de dos equipos de tomografía axial computarizada (TAC) y un equipo multifunción para radiología intervencionista en el Hospital ‘Virgen de la Concha’, así como otro TAC en el Hospital Provincial.

Estos cambios de material de diagnóstico, que se encuentran recogidos dentro del Plan de Inversión en Alta Tecnología (INVEAT) gestionado por la Junta, han comenzado ya el pasado mes de octubre y van a llevarse a cabo durante los próximos 6 meses. Se incluye en este periodo de tiempo las intervenciones de adecuación de las salas de exploración, puesta en funcionamiento de los nuevos equipos y formación del personal sanitario.

Dentro de este plan INVEAT, el Complejo Asistencial de Zamora ha incorporado el segundo TAC Espectral de Castilla y León cuya inversión asciende a 1.163.205,78 euros. Este equipo tiene como objetivo la de ayudar a mejorar la caracterización de las lesiones, y los tejidos en general, adelantándose en el proceso diagnóstico, para mayor beneficio de la calidad de vida de los usuarios zamoranos.

Algunas de las ventajas de este nuevo equipo de TAC Espectral financiado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León son: facilitar un mejor flujo de trabajo, realizar estudios de mayor calidad, resolución y rapidez, incluso reduciendo la dosis de radiación aplicada en las exploraciones radiológicas tradicionales, reducir el número de estudios de seguimiento o de pruebas complementarias de alto coste, así como disminuir la dosis de contraste administrado en todos los estudios y en todos los pacientes; desde un 30% en pacientes oncológicos, hasta un 80% en patología vascular.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter