La Colegiata de Valpuesta, perteneciente al municipio burgalés de Berberana, se encuentra integrada dentro del recinto que forma con el claustro y dependencias del antiguo monasterio. Se trata de un conjunto formado por la iglesia, claustro, torre, atrio y dependencias anejas. Los orígenes de la iglesia se remontan al año 804, siendo Sede Episcopal de la antigua provincia cantábrica y de la que aún se conservan restos de la primitiva iglesia románica.

La iglesia actual está formada por una sola nave de grandes dimensiones con dos capillas y claustro adosados a su fachada sur, así como una sacristía de época posterior, todo ello en estilo gótico. En su fachada Norte se encuentran adosados el atrio -en dos alturas- y la torre. El claustro, de planta cuadrada, alberga en su patio central un pequeño cementerio y tiene añadidas cuatro capillas de época posterior. En cuanto a los bienes muebles del interior, la iglesia es muy rica en retablos y esculturas.

La intervención que se va a realizar tiene como objetivo resolver los problemas de conservación que presentan los solados y paramentos del espacio de la antigua torre-pórtico y de la capilla norte, elementos de gran riqueza espacial que conservan sobre sus paramentos la huella de la evolución sufrida en función de los diferentes momentos históricos. Los daños más importantes son los derivados de la demolición de parte de las estructuras abovedadas y la huella dejada por años de penetración del agua, movimientos en las fábricas, cegado de huecos, modificación de niveles de solado y la acumulación de escombros, sobre todo en el espacio de la torre. Sobre los muros de sillería son visibles las grietas y desplazamientos de sillares.

Las obras de restauración, por lo tanto, contemplarán la excavación arqueológica del interior de la capilla, hasta el nivel del solado gótico; el saneado del terreno sobre el que se apoya el solado y su restauración, que será completado en las zonas donde se haya perdido; la limpieza y fijación de los restos de encalados y posibles policromías correspondientes a la fase de su uso como capilla, cubierta con una bóveda de arista, cuya huella es visible sobre la sillería de los muros; la consolidación de los muros de sillería góticos, mediante el cosido de grietas y sellado de fisuras, retirada de rellenos de huecos, fijado de arranques de columnas, reposición y/o injerto puntual de elementos arquitectónicos perdidos, así como el sellado de juntas previa limpieza y saneado de los muros de sillería al interior, sur y este, como al exterior, y la consolidación y reposición de morteros en los muros actualmente revocados, norte y oeste.

Asimismo, se llevará a cabo la limpieza y retirada de escombros de los diferentes niveles de la torre actual, que están provocando humedades y daños en el muro este de fábrica gótica; la consolidación y restauración de la escalera de caracol y de los elementos arquitectónicos de los huecos existentes de acceso a los niveles definidos por las antiguas bóvedas de crucería y, finalmente, la restauración de la carpintería de madera existente y la colocación de elementos de protección o carpintería en los huecos que carecen de ella.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter