Cuenta con un plazo de ejecución de 15 meses y va a actuar en el recorrido comprendido entre el inicio de la A-601 en la capital vallisoletana y la salida que conecta con Boecillo y Tudela de Duero.

La Junta de Castilla y León ha adjudicado por 2,05 millones de euros la renovación del firme en un tramo de casi nueve kilómetros de la autovía A-601 que conecta Valladolid con Segovia, una de las que se integran dentro de la Red Autonómica de Carreteras, compuesta por más de 11.500 kilómetros.

Más en concreto, el proyecto cuenta con un plazo de ejecución de 15 meses y va a actuar en el recorrido comprendido entre el inicio de la denominada Autovía de Pinares en la capital vallisoletana y la salida que conecta con Boecillo y Tudela de Duero a través de la carretera CL-600 (P.K.4+000 a P.K.12+887).

La intervención en el tramo, que soporta una elevada IMD o Intensidad Media Diaria (17.768 vehículos/día), servirá para extender una nueva capa de mezcla bituminosa que ayude a aumentar su durabilidad y proporcionar a los usuarios la adecuada funcionalidad y comodidad. Se realiza el refuerzo de mezcla bituminosa semicaliente previo fresado donde sea preciso, reutilizándose hasta un 15% del material fresado.

Esta obra corrobora el compromiso de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital con la Conservación de su Red de Carreteras, y en este caso con la de alta capacidad al tratarse de una autovía. Empleando además técnicas más respetuosas con el medio ambiente.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter