La carrera china afrontó este jueves su primera jornada en línea y llegada al sprint, en la que el equipo trabajó bien los últimos kilómetros y Peñalver pudo meterse en el top-10 de la complicada volata final.

Mucha ambición y entrega de los corredores del Burgos BH, que en su primera oportunidad mostraron una gran fortaleza como bloque. Controlando en la parte final, evitando los ataques y llevando muy bien colocado a Manuel Peñalver, solo los bandazos finales que dejaron cerrado al de Torrevieja impidieron una mejor posición en la meta de Wuxi.

El comentario

El director José Cabedo explicaba esa llegada: «Han lanzado a falta de 4 kilómetros la llegada. Iban comandando el pelotón, pero se les ha hecho largo y son sprints muy locos donde se abre mucho la llegada. Estoy contento porque han trabajado todos muy bien y si seguimos en esta línea llegará alguna alegría».

Este viernes será el turno de la segunda etapa de la carrera, 101 kilómetros  con salida y llegada en la localidad de Hufuzhen.